Quienes somos

El programa Alcanzando el Éxito en Secundaria (PAES) tiene por objetivo apoyar integralmente a alumnos de secundaria con problemas de aprendizaje y bajo rendimiento escolar. El programa es parte de la Residencia en Psicología Escolar de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México. El PAES ha brindado atención a adolescentes de secundaria con problemas de aprendizaje y ha formado profesionales en este campo desde el año 2000.

El PAES toma en cuenta que la gran mayoría de estos alumnos que reprueban o incluso desertan de la escuela, no han desarrollado óptimamente las competencias cognoscitivas, afectivas y sociales necesarias para responder a las demandas escolares y no poseen la motivación necesaria para involucrarse o dedicarse a ellas.

El programa PAES parte de la idea que el origen de estas dificultades puede ser resultado de un ajuste inadecuado entre las características del aprendiz y su ambiente de aprendizaje en el hogar y la escuela. Puede observarse que en los ambientes de aprendizaje de estos alumnos:

  • No se promueven sus competencias afectivas, sociales y/o cognoscitivas
  • Se promueve que sean dependientes del adulto
  • No se promueve la motivación hacia al aprendizaje.

En la atención de estos alumnos, han resultado efectivos los programas en los que reciben el apoyo y supervisión por parte de un tutor experto quien crea el ambiente educativo apropiado para que el alumno supere sus dificultades. Para poder llevar a cabo un programa basado en la tutoría, el principal desafío es preparar profesionales que posean los conocimientos, las habilidades y las actitudes que caracterizan a tutores expertos en la atención a alumnos con problemas de aprendizaje y/o de rendimiento escolar.

En este contexto surge el Programa Alcanzando el Éxito en Secundaria, cuyas metas son:

  • Ayudar a los alumnos para que reconozcan y usen sus propias fortalezas para subsanar sus dificultades

  • Apoyar a los alumnos para que adquieran estrategias cognoscitivas y metacognoscitivas que les permitan planear, desarrollar y evaluar sus tareas académicas así como solucionar conflictos sociales, de manera autónoma y reflexiva.

  • Propiciar un ambiente de aprendizaje motivante en el que el estudiante experimente el éxito y mejore la percepción de sí mismo como aprendiz.

  • Ayudar a los alumnos a que aprendan a controlar y entender su propia conducta y formas de aprendizaje, para que lleguen a ser autónomos.

  • Favorecer que alumnos con problemas de aprendizaje concluyan la enseñanza secundaria.             

En principio el programa busca crear un ambiente en el que el estudiante experimente el éxito. La razón de esto es que se considera que si bien sus deficiencias académicas pueden ser el origen de sus problemas en la escuela, una consecuencia desafortunada de esta situación es la falta de motivación y una situación emocional inadecuada tanto dentro y como fuera de la escuela, lo cual lleva a un círculo de fracaso – frustración, del que el alumno saldrá si empieza a adaptarse a diversas situaciones escolares con éxito.

Para lograr esta meta se consideran todas las áreas de desarrollo en la escuela: la académica, la cognoscitiva, la social y la emocional. Para crear un ambiente exitoso se parte del entendimiento de las condiciones externas e internas que afectan el comportamiento y las expectativas de estos alumnos, y se trata de ayudarlos para que empiecen a entender y controlar su propia conducta y su aprendizaje.

Contrariamente a lo que ocurre cuando trabajan en metas definidas externamente, que pueden ser un reto tan inalcanzable o tan ajeno al alumno que lo desanima en la superación de sus dificultades, los alumnos trabajan en el logro de sus propias metas académicas pues la experiencia en el programa nos ha enseñado que si los alumnos aprenden a definir, valorar y trabajar en sus metas, se sienten motivados, logran un sentido de autonomía y desarrollan mejores competencias académicas a partir de los recursos para el aprendizaje que ya poseen. Las metas son la base del plan de apoyo para cada estudiante y ellos adecuan constantemente este plan; las metas son útiles cuando el nivel de recursos y el esfuerzo requerido para alcanzarlas son apropiadamente entendidos tanto por el estudiante como por el tutor del programa.

Se apoya a los alumnos para que adquieran estrategias de aprendizaje, entendidas éstas como el conjunto de acciones organizadas para resolver problemas o alcanzar metas, mediante técnicas y principios que facilitan la manipulación, integración, almacenamiento y recuperación de información. La enseñanza estratégica promueve la ejecución autónoma de la tarea en diferentes situaciones y escenarios, permitiendo al alumno subsanar sus deficiencias en la planeación, monitoreo, revisión y evaluación de sus tareas y actividades académicas, promoviendo un trabajo autónomo y motivado.

En las sesiones de trabajo los alumnos aprenden, aplican y generalizan estas estrategias en sus actividades escolares como: hacer tareas, preparar exámenes o preparar exposiciones; también participan en programas especiales de apoyo centrados en la lectura, la escritura y el aprendizaje o la autorregulación académica en casa. En cada sesión del programa se revisan las actividades y tareas de las diferentes asignaturas que conforman el plan de estudios de la secundaria.

Estas actividades son el espacio apropiados para un desarrollo cognoscitivo, metacognoscitivo y motivacional, pues se ayuda a los alumnos a que reconozcan y usen sus propias fortalezas y a que desarrollen mejores estrategias, se les motiva a continuar en la búsqueda de formas más eficientes y efectivas de planear, desarrollar y monitorear su propio aprendizaje y el desempeño en tareas académicas.

Los estudiantes trabajan con un tutor en sesiones de dos horas, dos veces por semana. El programa se realiza en pequeños grupos de trabajo de forma que los alumnos obtienen los beneficios del aprendizaje cooperativo, como son compartir conocimientos y experiencias, responsabilizarse ante un grupo, desarrollar sus competencias sociales, recibir retroalimentación y crear un sentido de pertenencia.

En el PAES se resaltan diferentes aspectos de la actuación del tutor que son clave para apoyar a un alumno con problemas de aprendizaje.

Con relación a la enseñanza de estrategias, el tutor ayuda al alumno a adecuar las estrategias a la dificultad de la tarea y a la eficiencia del alumno; da explicaciones directas sobre su empleo; modela el empleo de la estrategia, corrige aspectos específicos de su ejecución y, supervisa y guía al estudiante durante su práctica; provee de retroalimentación positiva y corrección sistemática.

En relación con los contenidos temáticos, el tutor crea situaciones de aprendizaje significativas, ayuda al alumno a identificar cuáles serán las metas de la tarea; inicia una explicación sobre el tema, identificando la base de conocimiento del alumno; dosifica el material nuevo asegurándose que el alumno está comprendiendo; promueve que el alumno se involucre activamente en las actividades de aprendizaje; procura que el aprendiz sea autónomo en la realización de la tarea, empleando preferentemente una instrucción guiada en lugar de las instrucciones directas; ofrece explicaciones claras y detalladas; se asegura mediante un interrogatorio que el alumno entendió.

Con relación a la promoción de la motivación, el tutor motiva al alumno creando un ambiente instruccional que promueva percepción de autoeficacia; retroalimenta la ejecución del alumno con evidencia concreta, además de indicar cómo el esfuerzo y la utilización de la estrategia mejorará la ejecución; emplea expresiones que impliquen un reconocimiento al esfuerzo del alumno; evita dirigirse al alumno con mensajes negativos; enseña al alumno a atribuir los fracasos al empleo de una estrategia deficiente y no a limitaciones personales del alumno.

Otra una función del tutor es la comunicación constante con padres de familia para informarles de los avances de sus hijos y orientarles para resolver problemas, esto se hace de manera personal o por vía telefónica. En dicha comunicación se resaltan los éxitos de los alumnos, lo que contribuye a que los padres reconozcan y valoren el esfuerzo y conquistas de sus hijos; igualmente se resalta la solución asertiva de los problemas y se da respuesta a sus inquietudes.

Igualmente el tutor es responsable de establecer un vínculo de colaboración con los maestros de la secundaria, para conocer la percepción que tienen de las habilidades y dificultades de los alumnos, clarificar las demandas de las tareas que les solicitan, para disipar dudas específicas sobre la materia y para informarles los logros de los estudiantes.

Como se aprecia en los párrafos anteriores, el éxito del PAES ha dependido de la formación de profesionales con competencias complejas, de la colaboración con los maestros de las escuelas, del vínculo con los padres de familia pero sobre todo de la capacidad de alumno con problemas de aprendizaje dispuestos a concluir la escuela secundaria.

Mostrar el formulario de comentarios